11 de Junio 2019

En la Ciudad de México (CDMX) se garantizan y respetan los derechos humanos, es reconocida internacionalmente como una ciudad diversa y ha generado políticas públicas y legislativas de avanzada para garantizar la inclusión y el trato igualitario, en especial para mujeres, comunidad LGBTTTI, personas adultas mayores y personas con discapacidad.

Se han consolidado instituciones que tienen como finalidad combatir el racismo, la desigualdad, eliminar la pobreza y asegurar que esta no sea motivo de discriminación. Como ciudad históricamente huésped y solidaria, ha sido, por décadas albergue de naciones en exilio, refugio de intelectuales perseguidos y espacio de oportunidad para grupos indígenas y migrantes provenientes de otros países como de otros estados del país.

Aún con dichos avances, la CDMX tiene grandes retos para garantizar que sus habitantes, sin importar su condición étnica, migrante, social, etaria, de vivienda, puedan disfrutar de derechos fundamentales como la vivienda, la salud, el trabajo, el ocio, la alimentación, la educación, la movilidad, en un marco de calidad, igualdad y dignidad.

La internacionalización de la Ciudad como instrumento que acompaña y fortalece las acciones que, desde el gobierno, la sociedad civil, el sector privado y la academia realizan en pro de nuestra ciudad solidaria, de derechos y de libertades, deberá continuar trabajando para que la progresividad, integralidad, exigibilidad y universalidad del derecho a la ciudad y los derechos humanos sea una constante para toda la población de la CDMX, en especial, para las personas en condición de vulnerabilidad y de los barrios y zonas populares. 

Como ciudad global, nuestras acciones internacionales son un vehículo para nutrir y compartir nuestras experiencias y prácticas referenciales con otros ciudades en el mundo y, en su caso, colocar en las agendas a nivel regional y global aquellas prioridades y problemáticas que requieren de la cooperación de otros actores y órdenes de gobierno para garantizar el cumplimiento y salvaguarda de los derechos humanos.

Preguntas detonadoras:

  • ¿De dónde partimos y dónde estamos como ciudad de derechos?

  • ¿Hacia dónde debemos avanzar?

  • ¿Cuál es la agenda internacional de la CDMX en materia de derechos? (objetivos, grupos, sectores o áreas de gobierno, motivaciones, necesidades, incentivos)

  • ¿Con quién trabajar desde la ciudad y en el mundo?

ReSultados:

  • El primer paso es establecer dentro y fuera del ecosistema de experiencias, aprendizajes, saberes, conocimiento e innovación, para que la oferta y la demanda de conocimiento involucre a los ciudadanos, la academia y la iniciativa privada, incorporando el conocimiento interdisciplinario en la solución de problemas. 
  • Urge traducir el conocimiento en capacidad de innovación, incorporar la ciencia, vincular la tecnología a la innovación social, productiva y comunitaria, para que el conocimiento surja desde la sociedad y llegue a las ciudadanas/ciudadanos y a todos los habitantes de la CDMX.
  • Es esencial incorporar a la niñez y la juventud para seguir promoviendo un pensamiento crítico que conlleve a soluciones innovadoras y endógenas; y promover la toma de decisiones públicas como una Ciudad incluyente y de derechos.
  • En temas de la acción internacional de la CDMX como oferente y receptor de la cooperación internacional, se recomienda compartir con el mundo el acervo de aprendizajes producido desde la gestión pública de la ciudad con la ciudadanía.
  • También se recomienda aprender de ciudades como Copenhague, Sao Paolo, Delhi, Seúl u otras ciudades de África Occidental y el Sur Global donde la aplicación del conocimiento se motiva desde la educación básica hacia la solución de problemas públicos como el agua y el uso del espacio público.
  • Desde la perspectiva de datos abiertos, es necesario impulsar un espacio informativo actualizado que permita saber qué hace la CDMX en el mundo, establecer mecanismos de coordinación a todos los niveles y escalas territoriales con los diversos actores del territorio a fin de incluirlas en la agenda de vinculación y cooperación con el mundo.
  • Se sugiere realizar un mapa del conocimiento y de la gran plataforma multiactor y multisectorial (universidades, organizaciones de la sociedad civil, empresas, fundaciones, organismos internacionales, etc.) que permita identificar los actores y potencialidades para elabora una estrategia internacional participativa que consolide a la CDMX como una ciudad global del conocimiento.
  • También es importante desarrollar un marco de entendimiento y colaboración con la nueva administración de la AMEXCID para la identificación de estos saberes y experiencias, y  compartirlos con otros países y regiones del mundo.
  • Se invita a optimizar las experiencias de internacionalización entre las universidades y aprovechar la infraestructura de la CDMX como ciudad del conocimiento para que sea el gran escenario de los eventos internacionales científicos y la promoción de la experiencia y el conocimiento comunitario.
  • Espacios como Canal 21, pueden ayudar a difundir las buenas prácticas de la ciudad, divulgar la producción y el uso del conocimiento y la dimensión la multiactor de la acción internacional.

 

Participantes: (En orden alfabético)

  • Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo
  • Ayuntamiento de Madrid
  • British Council México
  • Centro de Estudios en Cooperación Internacional
  • Centro de Gestión y Cooperación Internacional para el Desarrollo; Coordinación General de Asesores y Asuntos Internacionales de la Ciudad de México
  • Dirección de Encubadoras UNAM
  • Escuela de Administración Pública
  • Embajada de Dinamarca en México
  • Iniciativa Ciudadana para la  Promoción de la Cultura del Diálogo
  • Instituto de Física de la UNA
  • MACIA Estudio Arquitectura
  • Nodo Binacional de Innovación
  • Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (PILARES)
  • Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación; Secretaría de Educación Pública; Social TIC
  • UNESCO México
TE PUEDE INTERESAR  Ciudad hospitalaria